Qué hacer en casa en tiempos de Coronavirus

La situación actual, con la llegada del COVID-19 ha dado un vuelco en nuestras
vidas, condicionando prácticamente todo lo que hacemos a diario dentro y fuera de
nuestros hogares. Las restricciones y protocolos establecidos por la Organización Mundial
de la Salud para proteger a los ciudadanos, han obligado a las familias a permanecer en los
hogares, así como paralizar las actividades laborales en empresas, instituciones u
organismos que no sean estrictamente necesarios y que por su naturaleza congreguen el
encuentro de personas. Tal es el caso de universidades, escuelas, parques, museos,
complejos deportivos, centros comerciales entre otros. Las investigaciones y los estudios
realizados, afirman que el nocivo virus se transmite con facilidad en las aglomeraciones y
espacios donde las personas deambulan de manera masiva. Ante esta premisa las
instituciones de la salud insisten en la necesidad de quedarse en casa, y no aumentar las
cifras de infectados.

Ahora nos encontramos en el dilema de qué hacer en nuestros hogares cuando
tenemos la obligación social de permanecer en ellas, cumpliendo con un período de
cuarentena, que no sabemos por cuánto tiempo durará, dado que la pauta la establece la
existencia y permanencia del virus. Sin embargo, sugeriremos algunas recomendaciones
que pueden servirte de mucho para distribuir tu tiempo y el de los niños durante la
permanencia en casa, de manera que el ritmo de estudio de los pequeños, por ejemplo,
no se afecte de forma considerable. También desarrollar juntos las tareas del hogar que
generalmente descansan sobre los hombros de la mujer, una buena razón para
reivindicarse en tiempos de coronavirus, así como retomar actividades que en el ritmo
cotidiano habían quedado postergadas por falta de tiempo.

En principio puede parecer divertido pasar mucho tiempo encerrado en casa, ya
que tenemos nuestras comodidades, redes sociales, Netflix, cable, entre otros. Pero
llegará un momento en que sientas que ya has hecho de todo, entonces es ahí cuando
deberás ser creativo y recurrir a otro tipo de distracciones, ya sea individualmente o con
tu familia. He aquí algunas actividades que puedes llevar a cabo para que este tiempo de
cuarentena sea más agradable.

 

 

Lo primero será hacer una buena distribución del tiempo en función de las
actividades seleccionadas, que deben ser diversas y fáciles de hacer. Ahora que cuentas
con un poco más de tiempo puedes aprender a cocinar aquello que tanto quieres, tienes
tiempo para ensayar y equivocarte, y además podrías sorprender a tu familia o pareja con
una deliciosa comida. Puedes intentar ejercitar la mente con una actividad de dificultad
moderada, un rompecabezas es un buen recurso. También hay innumerables juegos de
mesa, puedes dedicar un rato en las tardes para jugar en familia. Para los niños esta será
una actividad relajante y de aprendizaje, además te permitirá compartir, reírte, dejar salir
tu niño interior.

Si tienes reparaciones menores que hacer, de plomería, remodelaciones, limpieza,
pintura… en casa, y no necesitas muchos materiales o los tienes a la mano, pues
aprovechar de hacerlas. En internet encontrarás las orientaciones que necesitas para
hacer más fácil una tarea de reparación o remodelación.

La idea es, en todo caso, aprovechar el momento para valorar el papel del espacio
familiar como un factor fundamental en la formación, esa formación que promueve los
valores y principios éticos, el amor, la relación afectiva, el respeto, la solidaridad, la
responsabilidad y el compromiso. No todo es malo, siempre debe existir una salida
positiva ante toda crisis. En este sentido, debe aprovecharse todo este tiempo para cuidar
la salud por ejemplo, hacer ejercicios, practicar algún deporte en casa. Puedes establecer
un horario y mirar rutinas por Internet, además de ayudar con tu salud, el ejercicio te
ayudará a sobrellevar el estrés de estar en cuarentena.

 

 

La música también es un buen recurso a explorar en momentos de cuarentena, en
sus múltiples manifestaciones, las actividades artísticas y musicales vienen como añillo al
dedo. Muchas veces hemos querido aprender a tocar algún instrumento, pero por falta de
tiempo y disciplina no lo concretamos, este puede ser un buen momento para empezar.
La música es sanadora, medicinal, recreativa, educativa, liberadora e incluso excelente
motivadora para la invención, para hacer las cosas amenas. Es una de las expresiones más
fabulosas del ser humano ya que logra transmitir de manera inmediata diferentes
sensaciones, que otras formas de arte quizás no pueden. Por la infinidad de posibilidades
diferentes tiene grandes beneficios para nuestras vidas, sobre todo para los más
pequeños y también para los adultos mayores.

También puede aprovecharse este momento de cuarentena para desarrollar los
conocimientos, incluso aprender hablar algún idioma, muy importante para nuestra vida
tan competitiva, además las condiciones tecnológicas lo facilitan. Aprovecha al máximo las
aplicaciones (duolingo, wibbu, bussu, babbel, hinative) que facilitan todo este aprendizaje.
Se puede crear grupos de whatsapp para hacer procesos grupales de aprendizajes en
línea.

Tienen en fin un conjunto de sugerencias para hacer re-ingeniería familiar y hacer
más asimilable la cuarentena, aprovechando al máximo el tiempo que es oro.

5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *